miércoles, 14 de octubre de 2015

Pechuga rellena de jamón y queso

Hoy os queremos enseñar un plato facilito y muy completo: pechuga de pollo rellena de jamón y queso. Aunque no es algo que hagamos todos lo días por cuidar un poco la línea, la verdad es que cuando lo preparamos no sobra nada.



Los ingredientes que necesitamos son:
  • Filetes de pechuga de pollo
  • Jamón ibérico de cebo
  • Queso semicurado
  • Harina
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Empezamos sazonando los filetes de pechuga. Después, colocamos un filete de pechuga sobre una tabla y le quitamos la grasita que pueda tener.


Ponemos una o dos lonchas de jamón sobre el filete de pechuga procurando cubrir toda la superficie. 


Ponemos dos cachitos de queso que intentan cubrir más o menos la misma cantidad que el jamón.


Tapamos con otro filete de pechuga al que también le hemos quitado la grasita en caso de que tuviera.


Nosotros solemos preferir filetes más finos, ya que se cocinan más rápido y en este caso, hace que empanar sea más fácil. Sin embargo, esta vez son filetes más gorditos, así que nos ayudaremos de dos palillos.


Comenzamos pasando la pechuga rellena por la harina.


 La pasamos por los dos huevos que hemos batido previamente.


Por último, pasamos la pechuga por pan rallado.


Ponemos al fuego una sartén con aceite de oliva hasta que esté caliente. Hay que echar una buena cantidad ya que no queremos que se nos pegue la pechuga y además es bastante gordita. 


Ponemos la pechuga con cuidado en la sartén y la tenemos 2 o 3 minutos por cada lado. Bajamos un poco el fuego ya que como es gordita, queremos que se nos cocine también por dentro sin que se queme por fuera.


Le quitamos los palillos y le damos la vuelta con cuidado.


La sacamos a un plato que hemos cubierto previamente de papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y freímos el resto de pechugas.


Y ya tenemos nuestra pechuga rellena preparada.



¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada